Lo colectivo vs lo individual

Por Manuel García, estudiante de Psicología de la UNC.


 

Como país estamos atravesando un contexto preponderantemente caracterizado por lo conflictivo. La tensión por el ajuste es transversal a casi todos los sectores de nuestra sociedad; Pero ¿es un ajuste exclusivamente económico? Si hay algo que caracteriza a la política es que nada es casual, ninguna decisión es azarosa e imparcial, por lo que como estudiantes universitarios estamos llamados a analizar y desnudar los motivos causales de la situación que estamos transitando.

Lo que voy a expresar surge a raíz de un debate organizado por la catedra de Estrategias de Intervención Comunitaria de la Facultad de Psicología con el fin de discutir y reflexionar sobre el nudo conflictivo de los miserables aumentos ofrecidos por el Estado a los docentes. El espacio fue muy enriquecedor ya que se expuso distintos interrogantes e ideas sobre cómo y cual debía ser la actitud de todxs lxs claustros que componen a la universidad, principalmente lxs docentxs y lxs estudiantxs. Alguien expreso muy bien que la actitud debía ser la unión y que, en parte, ello se lograba mediante el contagio a partir de la comunicación de la situación hacia nuestro círculo social más cercano, ya sea la familia, los amigos, compañeros, vecinos, etc. Sin embargo, he dicho al comienzo que el contexto esta preponderantemente caracterizado por lo conflictivo, provocando que el contagio informático sobre la particular problemática de los docentes se vea afectada, se encuentre a la sombra de las distintas luchas que se están viviendo en el presente. Una profesora, con relación a esto, dijo que su lucha es menos prioritaria que las demás, ya que hay sectores que están peleando por el techo y la comida, por la supervivencia.

A pesar de ello las conclusiones se direccionaban hacia la idea de que lo peor que podríamos hacer es que se pierda la unión, la alianza entre estudiantes y lxs docentes, ya que en el momento en que entraban en discusión intereses personales, como podría ser el hecho de perder tiempo de clases o parciales lo único que en definitiva haríamos sería desviar el foco de atención del conflicto, rompiendo la alianza y debilitando la fuerza de lucha contra las retrógradas decisiones políticas actuales; ¿No le conviene esta situación al estado? A medida que pase el tiempo irán caldeándose la tensión entre los intereses individuales de los diferentes actores y los motivos colectivos produciéndose quiebres, grietas que, en definitiva, atenúan el poder de resistencia. Pasan los días y cada vez se escucha más “¿cuándo habrá clase?” “voy a quedarme libre de X materia, esto no puede ser”. Justamente en este momento del debate surge la idea de que cada vez que se coloca algo de energía en algo personal, ese algo se debilita en lo colectivo. La responsabilidad es del estado, no de los docentes. Esto es lo que debemos como estudiantes concientizar y acompañar en este proceso de resistencia, ya que esta medida no solo representa una medida contra los docentes trabajadores, sino que simbólicamente manifiesta un desfinanciamiento de la educación pública, y los docentes e investigadores son solo el primer paso de esta clásica estrategia neoliberal.

En este punto es cuando me hizo un clic, momento en el cual las críticas sobre las ideologías neoliberales entraron en conexión con la temática abordada en el debate. En definitiva ¿qué busca el neoliberalismo? Socialmente busca imponer el discurso de lo individualista en sentido extensivo por medio de otro tipo de discurso, que es el del orden que tanto caracteriza a las ideologías de derecha. Actualmente no hay un solo foco de lucha, y eso las sectoriza, rompiendo con lo colectivo y con el poder que conlleva el mismo. De la misma manera que ayer estudiantes y docentes estábamos reunidos debatiendo me imaginaba que en el mismo momento podría haber habido grupos de comerciantes, de mujeres, barriales, entre otros. Ya que, de nuevo, el contexto esta preponderantemente caracterizado por el conflicto. En definitiva, nos aliena del otro, porque si a todos se les ajusta, en sentido amplio, los distintos movimientos van a buscar velar por sus intereses. Pero no dejan de ser distintos movimientos. Lo colectivo se va fragmentando por los motivos individuales. En este punto es donde progresivamente va penetrando el discurso neoliberal individualista, quebrando y generando pequeñas grietas, no en sentido ideológico, sino en sentido frentes de luchas. El registro del Otro se va opacando y en esto está el triunfo neoliberal en este panorama. No estoy diciendo nada nuevo, pero es mi manera de entender este presente tan caótico que estamos atravesando.

Por otra parte, el otro discurso que dificulta y traba a la lucha es el expresado por la extrema derecha; el del orden. En este polo de la sociedad el discurso apunta a que los roles sociales estén bien delimitados y no puedan desviarse de esa posición ya que el valor último por sobre todas las cosas es el ordenamiento de la sociedad. Las normas y las leyes son verdades últimas imparciales políticamente, por eso ningún sector está en potestad de criticarlo. Algo así como la reencarnación del Nombre del Padre lacaniano de un sector de la sociedad, donde incluso la culpa entra en juego. La ley paterna, para los que transitamos materias como psicopatología y, sin meterme en críticas hacia su concepto, representa el orden, conjugados con valores como la vergüenza, la limpieza, el asco, entre otros ¿les suena conocido? ¿Movilizaciones? ¿Es un poco extremo? Quizás. Pero aun así es la herramienta que he aprendido por mi formación psicoanalítica. Aminoremos el nivel de abstracción y apliquémoslo un poco a la realidad. ¿Porque hay un sector que se enfrenta a las manifestaciones públicas? Porque irrumpe el orden. ¿Porque no se empatiza ni se interesa en informarse sobre el sentido de las marchas? “No! ¡No laburan ni dejan laburar!” Es más importante que una marcha sea ordenada y pulcra que el sentido último de la marcha en sí, véanlo en las marchas organizadas en apoyo al gobierno actual, donde se jactan más de su modo “correcto” de expresarse que del significado que están pregonando. En definitiva, se desvía el foco del lente e incluso se culpabiliza por los daños a lo ordenado. Esta postura obviamente se intensifica por la actitud mediática hacia los hechos.

El valor del orden es el que prima y permea en todos los aspectos de la vida cotidiana. Los roles sociales “deben” cumplirse. Les estudiantes “deben” solo estudiar. Les docentes “deben” solo enseñar. Les trabajadores “deben” solo trabajar. Y les gremialistas y sindicalistas son los únicos encargados en penetrar en este tipo de asuntos. Porque eso es cosa de políticxs y el discurso del orden no permite que desordenemos esta matriz. Repito, los roles sociales, desde este discurso, son rígidos y verdades absolutas imposible de corromper. Yo y muchxs más no estamos de acuerdo con esto.

El discurso del orden es correlativo al discurso de lo individual. La rigidez en los roles y en las posiciones se potencia por la protección de los intereses personales, individuales y viceversa. Siguiendo esta ecuación me quedo en mi casa sin desordenar los espacios ni mi papel, maldiciendo porque mis intereses individuales están siendo corrompidos por un grupo de revoltosos. Una fórmula bastante eficaz.

Esta es, desde mi postura, una de las principales resistencias sociales al movimiento colectivo que hoy se está viviendo en los distintos sectores. La extrema derecha nos quiere agrietar para individualizarnos cada vez más, alienarnos en conjunto para debilitar esa fuerza colectiva. Volviendo a lo psicoanalítico ¿Que sucede cuando el Nombre del Padre es extremo totalitario y no deja ni un poco de margen para la creación, para la construcción del sujeto? Lacan dice: Psicosis.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s